Así debería lucir el iPhone 6

Estas serán algunas de las novedades que nos traerá Apple en su smartphone iPhone 6.




Pantalla:

El tamaño de pantalla es quizás la especificación en torno a la que más se ha especulado. De hecho, las cuatro pulgadas del iPhone 5 se consideraron harto insuficientes y todas las voces apuntan a un panel sensiblemente mayor en el caso del iPhone 6 sin ponerse de acuerdo en el número de pulgadas, mientras The Wall Street Journal habla de 4,5 y 5 pulgadas, QQ Tech se empecina en 4,7 y 5,7 pulgadas. Sea como fuere, el nuevo iPhone ha de incrementar igualmente su resolución, equiparándose al menos con los 1920x1080 píxeles por pulgada del Samsung Galaxy S4. Nuestro escenario ideal sería el de 2272x1280 píxeles, tal y como deja entrever la supuesta carcasa filtrada.


Diseño:

Si hablamos de diseño, no disgustan la formas del iPhone 5s, por lo que no es de esperar un cambio radical. Sí un terminal más delgado y ligero probablemente lo vendan como el teléfono más ínfimo del mercado, dada la costumbre de Apple por los superlativos. La práctica desaparición del marco, así como el empleo de materiales como cristal de zafiro o liquidmetal también son apuestas seguras. Resultaría un error, creemos, rendirse a la moda efímera de los diseños curvados.


Óptica:

La óptica es otro campo de mejora obligado para todo nuevo teléfono inteligente, pues ya sabemos del mercado arrebatado a las cámaras compactas. Poco a poco se destierra la idea de que más megapíxeles equivalen necesariamente a mejores fotografías, lo que permitirá a los de Cupertino mantener los 8mpx actuales. Optarán no obstante por un renovado sistema de estabilización y enfoque, tal y como sugiere la última solicitud de patente. 


Procesador:

El procesador sera probablemente A7X o A8 de 64 bits y cuádruple núcleo que saque verdadero partido a la octava versión de iOS. Estéticamente auguramos la continuidad del minimalismo sobre adiciones llamadas a mejorar la estabilidad y accesibilidad actuales.

Algo nos dice, además, que Apple no se lo pensará mucho al suprimir su sensor de huellas dactilares. Por contra, sigue pendiente la adopción de las tecnologías NFC ya estandarizadas por la competencia y WiFi 5G. La inclusión de nuevos sensores para la monitorización del usuario y su entrono, así como la plena interacción con el esperado reloj inteligente de Apple también marcarían una importante diferencia. 


Batería:

Todas los supuestos descritos hasta ahora no servirían de nada, eso sí, de no mejorarse sustancialmente la autonomía. El iPhone 6 o iPhone Air, como insisten no pocos rumores debería albergar una batería de larga duración, con un tiempo de carga sustancialmente reducido. Redondearía la propuesta un sistema nativo de recarga inalámbrica.

Acerca de su fecha de lanzamiento, los rumores insisten en que el iPhone 6 saldrá al mercado el próximo verano, aunque la lógica dicta que esperaremos al próximo otoño.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario