La verdadera cara sobre las actualizaciones Android en Colombia

Un dispositivo móvil o tableta sin actualizarse a una mejor versión Android tiende a quedar en el pasado.


El tema de las actualizaciones Android ha repercutido de gran manera a la hora de elegir o comprar un smartphone o cualquier otro dispositivo que integre el sistema operativo móvil Android, ya que el usuario actual no solo tiende a elegir por especificaciones y precio, sino que -pensando en el futuro- de alguna manera se asegura que su dispositivo puede llegar a actualizarse a una versión posterior.

Las especificaciones juegan un papel muy importante pero no determinante a la hora de actualizar o no un equipo, lo que más influye es la marca del dispositivo y la intensión de ésta en actualizarlo o no. En Colombia por ejemplo existen más de 12 fabricantes de teléfonos inteligentes como; Alcatel, Huawei, Lanix, LG, Sony, entre otros, que venden sus dispositivos por medio de operadores móviles -Claro, Tigo, Movistar, Avantel, Uff- y esta es la primera 'piedra en el zapato' que se encuentra al actualizar un dispositivo.


La mayoría de smartphones que se vendieron en Colombia durante el 2013 y 2014 no han sido actualizados a una versión posterior de Android, solamente se pueden contar los equipos gama alta de importantes marcas como Samsung, LG y Sony que efectivamente si recibieron una actualización oficial de parte de la marca. Por ejemplo, el Galaxy S4 que incorporaba de fábrica la versión 4.2.2 Jelly Bean, meses después se actualizo a la última versión de Android en el momento -KitKat 4.4.2- al igual que el Xperia Z2 o el LG G2.

Esto se puede explicar fácilmente porque son marcas relevantes en el mercado y que compiten con sus denominados 'buque insignia' tanto en especificaciones, diseño y precio, como en mantenerlos con lo último en software. Aún así las actualizaciones Android en Colombia para los equipos gama alta tardan en llegar respecto a otras partes del mundo -como Europa o Estados Unidos- la primera razón es porque la distribución mundial de una actualización se hace gradualmente y se tienen puntos geográficos -países- dónde por número de ventas se ubican primero para recibirla.


Cuando anteriormente mencionábamos que "las especificaciones juegan un papel muy importante pero no determinante a la hora de actualizar o no un equipo" nos referimos al estricto caso de Motorola, esta compañía ha sido todo un ejemplo en el mundo a la hora de hablar sobre actualizaciones. Su paso bajo el mando de Google renovó completamente el catalogo de smartphones que presentaron en los últimos años y ahora siendo de Lenovo siguen de igual manera trabajando en conjunto con Google.

El Moto G un smartphone que no cuenta con especificaciones tope de gama y se ubica en la gama media ha sido actualizado constantemente a las versiones de Android posteriores a Jelly Bean -con la que venía de fábrica- y ha superado la barrera de especificaciones y de los mismos operadores. Es importante aclarar que equipos gama media-baja es muy complejo que se actualicen, primero porque al tener un precio bajo solamente se esta adquiriendo el equipo como tal y no un soporte técnico para que a futuro se actualice. Los smartphones gama media y alta -que son más costosos- incluyen en su precio una futura actualización Android y mejor soporte en lo que se refiere a aplicaciones y el software mismo.

Operadores móviles la gran barrera



En Colombia los operadores son una gran barrera al momento de hablar sobre actualizaciones. La multinacional Claro -entre otros operadores- obliga a modificar e instalar en el software de los smartphones o tabletas, aplicaciones y fondos de pantalla referentes a Claro, y años atrás inclusive vendían equipos sin bandas abiertas. Política que gracias a la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) abanderada por el Ministro de las TIC Diego Molano Vega fue retirada y ahora todos los smartphones que se venden en Colombia son libres para usar con cualquier operador.

Esto junto con otras políticas que imponen a los fabricantes limitan la posibilidad de actualizar los equipos, es por esto que a los operadores móviles no les conviene traer equipos como los Nexus de Google porque por política estrictamente de Android, estos smartphones -Nexus 4, 5 y 6 por ejemplo- no deben montar aplicaciones 'de relleno' de ningún operador en el mundo, y además reciben las actualizaciones directamente de Google.


Recordemos que Claro alcanzó a vender el Galaxy Nexus pero después de este no volvieron a renovar el catalogo Nexus, esto se explica porque los operadores necesitan que dentro de los equipos que venden, integren publicidad de ellos, ya sea por la animación de entrada, por fondos de pantalla o por aplicaciones. Además de la larga lista de equipos Android famosos en el mundo -como el One Plus One, HTC One M8, entre otros- que son más económicos y hasta con mejores características, pero que no entran al país porque para los operadores y fabricantes dominantes no es conveniente venderlos.

Otro claro ejemplo es el de el Motorola Moto G segunda generación el primer smartphone Android en el mundo en actualizarse a Lollipop 5.0 precisamente la distribución mundial de la actualización comenzó en Estados Unidos y para los equipos de venta libre que no estuvieran atados a operadores móviles, ya que el nuevo software viene completamente limpio 'recién salido del horno' y Motorola no tiene que preocuparse por montar logos o aplicaciones de los operadores. Este smartphone también se encuentra en Colombia, pero comercializado por los operadores móviles, es por esto que su actualización demorará más de lo pronosticado.

El panorama para éste nuevo año parece ser el mismo en el complejo tema de actualizaciones Android, usuarios esperando que sus terminales se actualicen o pensando en invertir grandes sumas de dinero en equipos gama alta -a excepción de Motorola- lo que si es cierto es que las diferentes compañías presentes en el país deben estar más comprometidas en el tema de actualizaciones, pensando siempre en sus usuarios y brindándoles lo último en lo que a Software se refiere o al menos actualizando sus terminales a una versión posterior. 

2 comentarios:

  1. El artículo es completamente correcto. En Colombia, los operadores móviles se creen dueños de los equipos que venden a los usuarios, a pesar del gran avance que implica las bandas abiertas.

    ResponderEliminar
  2. Llevo esperando mucho la actualización a Marshmallow de mi Huawei P8 Lite. Pregunte a Huawei y me dijeron que pronto estaría (en agosto del año pasado me lo dijeron) y luego averigué en Claro y me dijeron que ellos no tenían planeado autorizar esa actualización. A los operadores es lo que menos les importa. Igual, ya me queda la experiencia, jamás volveré a comprar un equipo de operador. Mi hermano que compró un G Play libre lo pudo actualizar a Lollipop 5.1.1 sin problemas descargando un archivo de la página de Huawei, pasándolo a la SD y ejecutándolo desde el celular. Yo intenté hacerlo en el mío y no se puede, el instalador EMUI me lo impide, ha de ser por la ROM personalizada por Claro.

    Ya lo que haré es cambiarle la ROM por una libre y ver si así me deja.

    ResponderEliminar